Distintas profesiones en el mundo de las TIC

Si estás comenzando tu carrera en el mundo de las Tecnologías de la Información (TIC) estarás encontrando en las ofertas de trabajo muchos términos relativos a tipos de trabajos, categorías, etc. Te hacemos un pequeño repaso por los términos más habituales para que sepas por donde te estás moviendo y que puedas orientarte mejor. Para orientar mejor esta información nos vamos a enfocar en los proyectos de desarrollo de software como caso de uso más habitual.

Programador o analista-programador

El programador o analista-programador es la persona que ocupa la mayor parte de su tiempo en realizar codificación de programas en el lenguaje informático en el que sea especialista en base a unas especificaciones (mundo Java) o a un cuaderno de carga (mundo host/Cobol). Los sueldos en este momento (comienzos 2016) suelen estar en torno a 16-22k€/año dependiendo de la tecnología concreta que hablemos y del número de años de experiencia. Normalmente esta es una categoría de entrada al mundo IT y el principal conocimiento que se pide a un programador es conocer bien el lenguaje de programación. En cuanto a la diferencia entre ambos términos yo diría que no está muy clara en general, reservándose más el término analista-programador para programadores avanzados o con mayor experiencia o con mayor nivel salarial.

Analista orgánico

El analista orgánico, partiendo de unas especificaciones funcionales, realiza el planteamiento técnico a nivel de organización del código, pero sin llegar a escribir el código él mismo. Es decir, es la persona que decide qué módulos serán necesarios a nivel técnico, o bien qué organización de clases existirá (si hablamos de una tecnología orientada a objetos). Por así decir, es un programador avanzado, con bastante experiencia, que puede tomar una parte de la funcionalidad y plantearla a nivel técnico, dejando que sean los programadores de menos nivel los que se ocupen del nivel de detalle. El salario puede estar en torno a 20-28k€/año y debe conocer bien tanto la tecnología y lenguajes empleados como la forma en que la funcionalidad le vendrá expresada. Además se requiere una cierta experiencia programando y una capacidad de abstracción y visión general del código a generar.

Analista funcional

El funcional básicamente se encarga de traducir las necesidades del cliente (normalmente expresadas con poco nivel de detalle) en unas especificaciones claras y detalladas que permitan trabajar sin distracciones a los programadores. Su labor consiste en comprender al 100% lo que el cliente quiere o necesita, verificar que todos los puntos estén claros y trasladar esa información a un documento estructurado que lo describa todo de forma ordenada. Por lo tanto el grueso de su tiempo se reparte entre hablar con el cliente (20% del tiempo), escribir documentación (60%) y clarificar dudas a los programadores (20%). Como habilidades especiales hay que resaltar un conocimiento profundo del sector de negocio en el que se esté trabajando, mucho a atención al detalle y a tratar siempre los casos límite, conocimientos elevados a nivel de metodologías, y sobre todo capacidad de expresar por escrito las ideas de forma clara y ordenada. Los salarios están más o menos en el rango 26-42k€/año dependiendo como en los casos anteriores de su nivel de experiencia pero también en este caso de su conocimiento del negocio. Hay que notar aquí que, al menos teóricamente, el analista funcional es un experto en el negocio que conoce en profundidad los procesos y los detalles de la industria en la que trabaja y no necesariamente tiene porqué conocer la parte técnica. Sin embargo, hay que reconocer que en la práctica las empresas suelen buscar más “analistas funcionales expertos en Java”o “expertos en PHP” que “analistas funcionales expertos en el sector de seguros” o “expertos en el sector de automoción”. Desde mi punto de vista este es un error conceptual muy grave por parte de las empresas de tecnología que finalmente se va a traducir en que van a contratar a programadores avanzados para realizar tareas funcionales en lugar de expertos en áreas de negocio concretas.

Jefe de equipo

El jefe de equipo es una persona que gestiona un pequeño equipo (entre 3-8 personas). Se encarga de coordinar a nivel técnico todas las tareas. Su responsabilidad es lograr que el equipo trabaje de forma conjunta para alcanzar un determinado objetivo y trasladar las informaciones pertinentes al nivel superior de la jerarquía del proyecto. Los salarios pueden andar en torno a 32-40k€/año.

Jefe de proyecto o Director de proyecto

El jefe de proyecto o director de proyecto es el responsable global del proyecto, tanto en lo que se refiere a su ejecución como a sus resultados económicos, o a la comunicación global de cualquier información relativa al proyecto al cliente. Las cualidades principales son una amplia experiencia en la gobernanza de proyectos de desarrollo de software, visión global en varios niveles (técnica, funcional, metodológica, comercial, de equipo, de los distintos actores implicados y situaciones  por parte del cliente, de la gestión económica del proyecto, etc) y gran inteligencia emocional en lo relativo a la comunicación con las distintas partes implicadas en la realización del proyecto. Los salarios pueden estar en torno a 38-72k€/año.

Arquitecto IT

En este caso hablamos de un superespecialista tecnológico con conocimientos no solo de una tecnología o lenguaje sino en muchas áreas: a nivel de codificación y lenguajes, patrones de diseño, de bases de datos, de sistemas (servidores, comunicaciones, topologías, etc), de soluciones comerciales ya paquetizadas, etc. Suele intervenir en la fase comercial para proponer al cliente la arquitectura técnica más adecuada a los objetivos que éste quiere alcanzar. Sueldos en torno a 40-72k€/año.

Especialista en calidad

Normalmente hablamos aquí de personas especializadas en realizar pruebas de distintos tipos. Pueden ser a nivel de verificación de código, de pruebas unitarias o de pruebas funcionales.

Gerente

Encargado comercial de una empresa. Suele realizar la venta y seguimiento comercial de proyectos (si trabaja para una empresa que ofrece soluciones IT) o la venta y seguimiento comercial de profesionales IT (si trabaja para una consultora IT que ofrece como servicio incorporar a gente a un determinado cliente)

Administrador de bases de datos

Son aquellos especialistas en gestionar las bases de datos de las empresas. Normalmente tienen conocimientos profundos en una o varias bases de datos, también en lenguajes SQL y PL/SQL. Además suelen tener conocimientos avanzados del sistema operativo concreto en el que está instalada la base de datos, incluyendo la capacidad de escribir y lanzar scripts para realizar distintas tareas de verificación, backups,etc. Sueldos en torno a 32-38k€/año.

Por último resaltar que estas informaciones no hay que tomarlas de forma dogmática. Pero desde luego, cada empresa establece sus propias categorías que a veces coinciden con estas y a veces no, las atribuciones que establece para cada empleado, sus objetivos, etc, etc y por supuesto la retribución salarial de cada empleado. En concreto, respecto a los sueldos es necesario indicar que estaríamos hablando de rangos de sueldos medios (es decir, es perfectamente posible encontrar profesionales que se salen de las horquillas mencionadas, aunque en general será de forma excepcional), tomando como referencia la ciudad de Madrid a comienzos de 2016. Obviamente, una persona que trabaje en una de estas categorías en otra provincia de España normalmente por efectos de la oferta y la demanda tendrá un salario un poco más bajo. Asimismo un profesional al que se le exija algún requisito extra (por ejemplo hablar alemán perfectamente) es probable que le paguen un poco más. En definitiva, usad esta información simplemente como lo que es, mi propia interpretación basada en mi experiencia profesional en el campo de las TIC.

Leave a Comment